Este domingo 8 de agosto, en el Parque Metropolitano Guangüiltagua, el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CACM), en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, la Administración Zonal Eugenio Espejo y la Empresa de Obras Públicas realizaron controles para la prevención de incendios, manutención de la fauna urbana, seguridad integral y el uso adecuado del espacio público.

Al parque acuden cientos de personas para realizar actividades físicas y convivencia familiar durante todo el año. Este espacio cuenta con 550 hectáreas de bosque que alberga flora y fauna nativa, es uno de los principales pulmones de la ciudad; además de ser un mirador a los valles de Tumbaco y Cumbayá, así como de varios nevados y volcanes del callejón interandino.

Cesar Calvache, director General del CACM, informó sobre las actividades realizadas “apoyamos a los usuarios del parque con patrullajes preventivos y disuasivos, apoyo a la seguridad ciudadana, de igual manera brindamos mensajes de bioseguridad y distanciamiento social a la ciudadanos que asisten a esta área verde, con el objetivo de reducir los contagios de Covid-19, consumo de alcohol y la inseguridad”.

Alrededor de 50 efectivos de los grupos de vinculación ciudadana: apoyo a la seguridad con binomios de la unidad Canina Municipal de Apoyo a la Comunidad para patrullaje combinado con canes, equinos para patrullajes montados, personal en bicicleta y motos permiten los traslados fáciles para llegar a diferentes espacios de este parque.

Eduardo Bedón, jefe zonal de gestión de riesgos de la Administración Zonal Eugenio Espejo, acotó que “precautelar la seguridad de los visitantes es el objetivo de este operativo junto a instituciones municipales para reducir los índices de inseguridad en el sector y concienciar la conservación de la flora y fauna en este verano, con el fin de evitar que nuestros bosques sean destruidos por el fuego”.

Recordamos a la ciudadanía que los parques metropolitanos de Quito están habilitados para actividades pasivas y de contemplación de 07:00 a 17:00 horas, están permitidos los deportes individuales como: caminar, trotar, correr y se debe mantener el distanciamiento físico de mínimo 2 metros y usar de manera obligatoria la mascarilla.

El apoyo a la comunidad cumpliendo con las normas establecidas a fin de reducir las aglomeraciones y prevenir más contagios de Covid-19 es indispensable; ante cualquier emergencia pueden comunicarse a la línea al 911 para recibir apoyo inmediato.

Asimismo, es importante recordar que, en épocas de calor, una chispa puede ocasionar en segundos un siniestro difícil de controlar. Se hace un llamado a la ciudadanía para que no realicen fogatas, ni arrojen basura o materiales inflamables que puedan dar inicio un incendio forestal.

¡Cuidemos juntos nuestros bosques, que son nuestros pulmones!