TODA UNA VIDA AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

Jueves, Julio 01, 2021 56
Después de años de servicio a la comunidad, merecen un descanso, por su responsabilidad, honradez y vocación; valores que permanecerán en nosotros, como legado de su profesionalismo. Esta mañana en las instalaciones del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito, las autoridades despidieron con honores a través de una ceremonia emotiva al Señor Inspector Manuel Ayala, Subinspector Diego Rivera y los Agentes Cesar Sandoval y Miguel López quienes se acogen a la jubilación voluntaria, entregaron a las autoridades el uniforme color azul cardenillo que portaron por más de 35 años al servicio del Distrito Metropolitano de Quito con la misión de servicio a la comunidad, a través de sus diferentes grupos operativos. Para Diego Rivera quien en representación de los jubilados enfatizó que se siente orgulloso y agradecido con Dios y su familia por haber acompañado a lo largo de su carrera, sonrisas, llantos, frio, sol nunca doblegaron su vocación al servicio ni el inmenso amor por la entidad, gracias a la institución obtuvieron muchos logros personales académicos y profesionales, pero lo más importante es haberse formado como seres humanos que sacrificadamente llegamos a ser guías del comportamiento ciudadano y custodios del primer patrimonio cultural de la humanidad “ PORQUE A QUIEN DIOS QUIZO, METRITO LO HIZO”.

TODA UNA VIDA AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

Avatar

Una etapa de la vida se cierra para quienes se jubilan de la institución que un día abrió sus puertas, para con su esfuerzo, dedicación y esmero al servicio de la comunidad del Distrito Metropolitano de Quito cumplieron con las funciones a ellos asignados en el control y buen uso del espacio público, información, direccionamiento y seguridad ciudadana.

Con una emotiva ceremonia que contó con la presencia de autoridades de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, y la lectura del considerando, el mando de la institución, despidió con honores y agradeciendo la labor ardua a 12 agentes quienes se acogieron a la jubilación voluntaria.

La entrega del uniforme impecable como lo recibieron fue el momento más emotivo de la ceremonia, en donde las autoridades, comprometieron a los agentes que están en funciones a seguir el ejemplo y la misión de servicio a la comunidad, recordando el compromiso que hicieron al momento de formar parte de las filas de la institución.

Un espadero a caballo ingresó esta mañana al patio central y dio lectura al ´considerando’ que reconoce la trayectoria laboral de los 12 uniformados jubilados que culminan este 31 de diciembre de 2020 su vida laboral.

“La nostalgia y la alegría nos invaden este día cuando despedimos a 12 uniformados que entregaron sus mejores años a esta noble institución y salen por la puerta grande y acompañados de sus familias”, aseguró César Díaz.